Miedo a la Anestesia – (Artículo del Dr. Fabián Torres)

MIEDO A LA ANESTESIA

Primero es necesario que hablemos un poco de la Anestesiología, una especialidad médica a veces misteriosa. Es curioso que haya nacido después de que la ciencias  quirúrgicas ya hayan empezado su recorrido en la historia de medicina, y hoy en día no se pueda concebir ningún tipo de procedimiento quirúrgico sin anestesia, ese estado de analgesia profunda (no sentir dolor en absoluto) y sin estrés (logrado gracias que te brindaremos un momento totalmente relajado ya sea por un sueño profundo o una sedación suave según sea la necesidad del caso). A pesar de la juventud de la Anestesiología esta ha tenido la necesidad de avanzar a pasos agigantados para poder alcanzar a sus especialidades quirúrgicas hermanas, es así que en ese ínterin ha logrado ser una de las ramas médicas que más ha evolucionado en las últimas décadas, tanto desde el punto de vista tecnológico, así como farmacológico y en el arsenal de materiales anestésicos.

Gracias a las condiciones de máxima seguridad que ofrecen la tecnología y la ciencia médica actuales, el paciente puede ser operado sin percibir ningún tipo de dolor, permanezca o no despierto durante la anestesia e independientemente del tiempo que dure su intervención.

Para poder lograr el éxito del procedimiento anestésico – quirúrgico el anestesiólogo primero evaluará en qué condiciones médicas se encuentra el paciente en el momento previo al procedimiento, para que si el caso así lo amerita se pueda corregir o controlar.

La cirugía no es algo natural, por lo que introduce ciertas alteraciones en el funcionamiento del organismo. Por eso, en el intra operatorio y mientras realice su anestesia, él se asegurará que todas las funciones vitales se desempeñen dentro de los límites normales, para eso monitorizara todas las funciones vitales del paciente: función cardiaca, pulso, oxigenación sanguínea, respiración, relajación muscular, nivel de sedación, etc. En este sentido, una de las tareas más importantes del anestesiólogo es tratar de minimizar o amortiguar el efecto de dichas alteraciones.

El miedo a la anestesia ha estado presente desde tiempos inmemoriales, desde luego incluso antes de que la anestesiología nazca como especialidad médica, estos miedos han ido cambiando con el tiempo. Hoy en día los principales son:

  • Miedo a perder el control de la situación.- El simple hecho de “dormir” involuntariamente y con el temor a no poder despertar hace que el paciente sienta que pierde el control absoluto de la situación. La verdad es que cada noche dormimos, un hecho que sucede en un estado de pura soledad, sin la compañía de nadie, y despertamos de la misma manera, en soledad e involuntariamente, todo producto de un sistema natural del cuerpo humano mediado por diferentes sustancias producidas por él mismo. En el caso de la anestesia, el dormir y el despertar será producido por el efecto de diferentes medicamentos, hoy en día muy seguros y controlables, utilizados por un médico especialista que se ha formado específicamente para tal evento. Es decir es un sueño acompañado por personal perfectamente calificado para tal.
  • Despertar o “sentir” durante la cirugía.- Es un miedo muy común; como ya dijimos, hoy en día contamos con monitores muy sofisticados, incluidos monitores de la profundidad del sueño del paciente, basados en su actividad cerebral. Es así que es prácticamente imposible despertar durante una cirugía.
  • Dolor post operatorio.- El avance en los recursos farmacológicos (medicamentos) nos brinda un arsenal de medicamentos analgésicos que hacen que el dolor después de la cirugía sea perfectamente controlado.

Hoy en día es mayor la probabilidad de sufrir un accidente de tránsito que la de padecer algún inconveniente durante el acto anestésico.

Como se desprende de las estadísticas, la anestesia es hoy un acto seguro (no exento de riesgos) y esto tiene su explicación:

  • Los médicos especialistas en anestesiología están cada vez mejor preparados.
  • El equipamiento anestésico para la administración y monitorización de la anestesia es cada vez más seguro, de forma tal que es posible medir y vigilar casi todas las variables fisiológicas del organismo durante la anestesia.
  • Las drogas usadas en la actualidad son cada vez más seguras y eficaces.
  • Continuamente se descubren nuevas y más seguras técnicas anestésicas.

Espero que estas pocas líneas sirvan para disipar alguna de las dudas que tengan de la anestesia, de igual manera estamos dispuestos a responder cualquier consulta o inquietud.